• La Red Retoño y Cauce Ciudadano A.C., en colaboración con familiares de víctimas de las violencias en México, diseñaron la plataforma web “Rutas de la memoria”.
    • Mediante la iniciativa se busca generar un espacio para dejar testimonio de quienes han padecido los efectos de las violencias.

Ciudad de México, a 29 de noviembre de 2017.

El pasado sábado 25 de noviembre se realizó la presentación de la plataforma web “Rutas de la memoria”, diseñada por la Red Retoño, Cauce Ciudadano A.C., en colaboración con familiares de víctimas de las violencias, con el objetivo de crear un espacio que deje testimonio georreferencial de quienes han padecido los efectos de las violencias en México, puesto que hablar sólo de cifras[1] no da cuenta de las vidas e historias de aquellas personas que contabilizan. Esta plataforma invita a que todas las personas desempeñen un papel activo en la generación de procesos de documentación; de forma tal que sean ellas mismas quienes compartan sus historias y a partir de ello construir relatos hacia la verdad y la memoria colectiva, así como exhortar a la no repetición y justicia.

La plataforma fue presentada en el encuentro “La memoria es política y su construcción es política”, que tuvo lugar la Comisión de Derechos de la Ciudad de México. En dicho evento acudieron familiares de víctimas de las violencias en México, organizaciones de la sociedad civil periodistas y personas afectadas por la violencia en sus comunidades. El encuentro contó con la participación de diversos actores con una amplia trayectoria en el trabajo por la defensa de los derechos humanos. En ese sentido, se contó con la participación de Graciela Palacio Lois, exdirectora de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, integrante de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, labor en la cual inició a partir de la desaparición de Ricardo Omar Lois el 7 de noviembre de 1976. Graciela resaltó la importancia de reconocer que no es necesario ser familiar de una víctima para acompañarles, por lo que es menester salir del relato individual para entrar al colectivo y a partir de ello “sembrar la semilla”, enfatizando que:

“El día en que no estemos nosotros se terminó el relato, y eso es una construcción de la memoria también. Cada uno desde su lugar la va construyendo como una gran pared en donde tenemos que hacer los cimientos, los ladrillitos son las diferentes actitudes, los diferentes acompañamientos o diferentes acciones que uno va haciendo pero nunca solo, la salida individual no es la necesaria, no es la que nos va a dar la continuidad, es la colectiva donde cada uno cumple un rol”.

Finalmente también resaltó que la lucha por la vida es el común denominador de nuestras luchas.
El evento también contó con la participación de Alfonso Díaz Tovar de Colectivo RECO, quien compartió una serie de memoriales y resaltó la importancia de construir memoria desde abajo mediante procesos colectivos, ya que aquellos memoriales realizados desde las autoridades no corresponden con el acceso a la verdad ni a la memoria, sino a un discurso que le apuesta al olvido y la impunidad; Miguel Agustín López de Cauce Ciudadano, resaltó la importancia de reflexionar desde la comunidad y cómo la criminalidad ha creado pedagogía y ha llenado el vacío en los barrios donde la presencia del Estado ha permanecido ausente; finalmente Carlos Cruz de la Red Retoño, comentó la importancia de la plataforma como medio de documentación y de movilización para contar las historias que nos hacen falta.

Por último cabe señalar que esta plataforma es también una herramienta relevante para el trabajo de las campañas Instinto de Vida y México por la Paz, las cuales son dos esfuerzos que contribuyen a la reducción y desnaturalización de las violencias, cuyos objetivos son generar presión y exigir compromiso para impulsar políticas públicas que atiendan la reducción de homicidios y prevenir, mitigar y atender los daños causados por el Estado mexicano y la Delincuencia Organizada. Ello ante una normalización en la vida cotidiana y los discursos que tienden a justificar el daño y culpar a las víctimas.
Para consultar la plataforma “Rutas de la memoria” podrán acceder a la página www.rutasdelamemoria.org.

[1] De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública 207 mil 912 personas asesinadas en la última década, de los cuales 24 mil ocurrieron durante el año 2016, la desaparición de más de 32 mil personas de acuerdo al RNPD, la aparición de mil 548 cuerpo en 855 fosas clandestinas como lo marca la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así como los 7 feminicidios perpetrados diariamente en el país.

 

Leave a Reply