Tlaxcala de Xicohténcatl a 24 de enero de 2018.

Organizaciones No Gubernamentales y defensoras de los Derechos Humanos en México insistimos en la urgencia de atender las desapariciones de mujeres, niñas, jóvenes y adolescentes para prevenir otros delitos por razón de género, como la trata con fines de explotación sexual, la violencia sexual y los feminicidios.

Advertimos que el Estado no se cuenta con una regulación que obligue al Gobierno a cumplir con sus obligaciones para garantizar la vida y seguridad de las mujeres en todos los ámbitos, así como el acceso a la justicia ante los delitos que se comenten en su contra.

Aún con dos solicitudes presentadas para decretar en el estado de Tlaxcala la Alerta de Género, ha existido negativa por parte de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM), apelando a la “buena voluntad” de las autoridades estatales, lo que, evidentemente, no ha sido suficiente para cumplir con sus obligaciones de hacer frente a la violencia que vivimos las mujeres en el estado.

Hoy reiteramos que es preocupante e indignante que estos delitos no se investiguen debidamente y que sean investigados como homicidios dolosos, no reconociéndolos como feminicidios, quedando en la impunidad y dejando a los feminicidas gozando de libertad y sin sanción.

Esto redunda también en la falta de prevención de las desapariciones y feminicidios que año con año se han mantenido entre los 10 y 16 casos.

En lo que va de enero de 2018 las ONG hemos documentado 3 casos de feminicidio, dos de ellos en Yauhquemehcan con claros signos de saña, brutalidad y violencia extrema; y el tercero en la colonia de La Joya, en el que se observan inconsistencias para decir que la muerte de una joven fue a razón de una intoxicación etílica.

La confirmación el día de hoy del feminicidio de Wendy Sánchez Pérez, de 21 años de edad, quien fuera reportada como desaparecida el pasado 13 de enero, evidencia la omisión de las autoridades y su incapacidad para proteger y salvaguardar la vida de las mujeres.

En ese sentido, ante la reciente entrada en vigor de la Ley General de Desaparición Forzada exhortamos a las autoridades a que este hecho marque la diferencia en cómo se investigan las desapariciones de mujeres, evitando que se sigan asesinando a causa de una mala actuación por parte de las autoridades, quienes mantienen la negación de datos, pérdida de las pruebas, además de la falta de sensibilización en las y los servidores públicos, omisión, negligencia, impunidad y la falta de voluntad para acreditar el delito. Estas acciones y omisiones representan obstáculos para identificar, investigar y sancionar los feminicidios y las desapariciones con perspectiva de género.

Como Colectivo Mujer y Utopía A.C., la Red Retoño para la Prevención Social de la Delincuencia Organizada y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) nos pronunciamos para exigir a las autoridades la adecuada aplicación de protocolos y de la legislación para garantizar a las mujeres y sus familiares el acceso a la justicia ante las violaciones a sus derechos.

Insistimos en la urgencia de decretar la Alerta de Género por Desaparición como precedente para el feminicidio y otros delitos por razón de género, y con ello se detengan las justificaciones e impunidad bajo las cuales los atacantes y feminicidas operan en Tlaxcala.

Exigimos a las autoridades estatales y federales implementen a la brevedad acciones de prevención, investigación y sanción para combatir los feminicidios y que estos no queden impunes.

Atentamente

Colectivo Mujer y Utopía A.C.

Red Retoño para la Prevención Social de la Delincuencia Organizada.

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Leave a Reply